martes, 16 de mayo de 2017

ACTUALES PUNTOS DE VENTA DE "NOCHE RELATIVA / ESTEREOTIPOS DE PERMANENCIA"


Se trata del mismo libro: pasa cuando hay 2 portadas y ninguna contra.

Entre el 1 y 5 de junio, mi nuevo poemario mixto (y reversible) podrá localizarse en Bilbao, Sevilla, Badajoz, Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valladolid, Valencia... Pero, por lo pronto, si alguien quiere —por la razon que sea— adquirirlo —no preguntaré, repito—, estos son los actuales puntos de venta, al módico precio de 12 leuros. Es una pri-me-ra edición limitada de 250 ejemplares, encuadernados artesanalmente, portadas de cartón crudo (grosor de 3mm y remachado en metal) serigrafiadas y tampografiadas a mano, cada uno acompañado de 6 láminas a color impresas en offset de 150gr. Y dado que cada ejemplar lleva una combinación diferente de láminas (100 modelos, 1500 impresiones administradas de un modo quasi-random, ejemplar por ejemplar), cada libro es una edición única.

A saber:

BARCELONA

- La Calders
- Librería Aldarull
- Librería Sons of Gutenberg
- Hell Gallery


MADRID

- Arrebato Libros


O bien, si lo queréis adquirir por correo (sin cargo alguno) y recibirlo en un plazo de tres días, podéis escribir a la siguiente dirección de e-mail: hvaldez38@hotmail.com

Y poner en el asunto: algo así como "Quiero el nuevo libro de Riot Über Alles" o algo parecido. 










domingo, 30 de abril de 2017

ENFERMA MENTAL MANIPULADA / PAIN POCHÉ




Descarga AQUÍ este nuevo disgustazo primaveral,
si es que te ves con fuerzas.




sábado, 22 de abril de 2017

EL SUPER-TUTOR LEGAL


Collage y mixta sobre papel. 30x46 cm. Abril 2017.




viernes, 7 de abril de 2017

"ESTÁN PASANDO COSAS", segunda parte: NOCHE RELATIVA / ESTEROTIPOS DE PERMANENCIA, nuevo poemario mixto a la vista.






Bienvenidxs todxs a esta nueva y apasionante entrega de "Están pasando cosas".

No, no se puede curar: no te lo habían dicho aún porque no sabían cómo. He aquí la verdad, nada has de temer: tu vida es una mierda de proporciones bíblicas, y es francamente acojonante la cara que pones cuando lo intentas negar. No, no lo sabes: no sabes lo ofensivo/a que puedes llegar a resultar.

A parte de eso: ya está/n absolutamente por llegar mi/s nuevo/s poemario/s mixto/s e ilustrado/s. Lo de la barra-ese viene a colación por la naturaleza poco común del presente artefacto: un libro doble y reversible. Dos portadas, ninguna contraportada. Dos páginas uno, dos páginas cuarenta y tres, etc. Y en el medio, cómo no: NADA.

De edición limitada a 250 ejemplares, es un libro encuadernado de forma artesanal (esto es: a mano, uno por uno), con lomo de tela y portadas de cartón de 5mm serigrafiadas y tampografiadas a mano. Las ilustraciones interiores, a color e impresas en papel offtset de 150 gr, han sido encoladas y pegadas a las páginas de forma manual, de una en una, creando juegos únicos de 6 ilustraciones en cada libro (100 ilustraciones diferentes, 1500 reproducciones para 250 ejemplares, reparto quasi-aleatorio de 6 por ejemplar). Edita ZOOGRÁFICO, editorial madrileña de libros-objeto y orgullo underground, vinculada de forma íntima a la colección de Vinalia Trippers.




La presentación de dicha filigrana de fina artesanía está fechada en el 21 de abril, mes preshente. El lugar, cómo no, será HELL GALLERY (C/ de la Cendra 8 bis, local 1, L2 Sant Antoni). Hora, 19:30. No necesariamente puntual. O sí. Pronto, más datos y matizaciones del todo innecesarias respecto a dicho evento, la obra y la madre calva que la parió.

Y, para acabar este capítulo de "Están pasando cosas" como es de menester, qué mejor que un "tráiler" del libro (y su presentación al uso). Pasa que he detectado —no sin cierto asombro— lo mucho que han proliferado estas prácticas metaliterarias: hacer un "tráiler" de un libro. O un vídeo. Algo, véase necesariamente en formato audiovisual, que habrá de trascender los límites naturales y propios de la palabra (ya) escrita. 

Ergo, como yo no voy a ser menos, aquí os dejo mi "tráiler" de promoción. De corazón, espero que os guste. Entiendo que puede ser un poco... asín. Pero es que, claro: es mi primera vez. Y no es que haya dolido, no. No ha sido eso. 

Yo solo quiero gustarle a la gente.





video



PD: Gracias, Vanity Dust, por ser mi tercer ojo. El otro.



viernes, 24 de marzo de 2017

"ESTÁN PASANDO COSAS", primera parte: RIOTALSTRÒPICS.





A modo de preludio: nunca olvidaré aquel día. Viernes por la tarde (creo recordar que era otoño), deambulando con mi señora por el barrio de Gràcia, sin demasiadas pretensiones bajo la manga, felices ambos de no tener un rumbo concreto al que atenernos (circunstancia que suele afianzarse en momentos de particular relajación espiritual). Distendidos, viéndolas venir. A todo esto que, por alguna razón que no recuerdo, decidimos entrar en un establecimiento de la cadena DeliShop (el cual, por cierto, ya no existe como tal: nunca sabré si lo que viene a continuación tuvo que ver en ello, aunque yo prefiero pensar que sí, que algo hubo y vive dios que los dos fuimos testigos de primera mano). 

El caso: pasamos, hacemos un recorrido lógico en forma de U, señalamos algunos productos con el dedo mientras comentamos en voz baja la dudosa necesidad de adquirirlos, y con todo ello nos declaramos automáticamente como "clientes indecisos" de potencial mediano. Razón, al parecer, más que suficiente para que la dependienta que en aquel momento trabajaba allí se nos acercara con la prístina intención de "ayudarnos en algo". 
    Mi señora y yo, ociosos como nos hallábamos en aquel viernes por la tarde, tuvimos a bien darle —moderado— pie a aquella dependienta para que pudiera desplegar a discreción toda su cresta comercial, entendiendo por nuestra parte que no había en ello más que un mero formalismo muy habitual en estos casos (tiendas especializadas en productos prescindibles y con precios por encima de la media = presunto trato personalizado). Es más: me suena que incluso llegamos a no descartar la posibilidad inicial de obtener algún tipo de información útil. Pudiera haber sido que, gracias a esas atenciones de comercio de postín, descubriéramos una nueva forma de entender los canapés. Aceitunas alucinógenas, patés metalizados, patatas de carne roja, venas al ajillo o pinchitos ahumados de globos oculares con los que sorprender a tus más conspícuos invitados.

Entonces fue cuando la cosa empezó a torcerse. 

Aquella dependienta, sigo creyéndolo firmemente, adolecía de algún tipo de desequilibrio psicológico low profile, pero desequilibrio al fin y al cabo: destellos estroboscópicos de quiebro, una mirada astillada e inusitadamente enrojecida que evidenciaba una falta flagrante del más mínimo pilotaje interior. Todo ello, combinado con un apasionamiento completamente fuera de lugar, mucho más inquietante que corajoso; un discurso casi conspiranoide, afectado de un insólito tono clandestino (más propio de los entremuros de un gulag que de una tienda de productos gourmet low cost) lacerado por unas inexplicables bajadas de voz por su parte (así, como si nos estuviera contado un gran secreto o a punto de revelar un dato particularmente conflictivo a la par que trascendental). Y, claro: todo bajo un paraguas argumental esencialmente basado en los ires y venires de la nueva gama de productos DeliShop. 
    Daba miedo. Y pena, claro. Pero sobre todo miedo. 

Nunca olvidaré aquel día, cuando aquella pobre diabla con la cabeza claramente jodida nos cogió a ambos de la mano, se nos acercó con la mirada fija y, tras cuatro segundos de un muy incómodo silencio, nos susurró a media voz: "están pasando cosas". Y luego, nos juró por lo más sagrado que una de sus mayonesas en stock había ocupado —gracias a una serie de méritos propios que "nos aconsejaba descubrir personalmente"— una página completa del Wallpaper Magazine. Tócate los huevos.

"Están pasando cosas". Como si en diez minutos fuera a estallar un golpe de estado capitaneado por enanos explosivos. Como si alguien hubiera llenado aquella misma tarde de mercurio los depósitos de agua municipales. La antesala de un clímax eminentemente chungo, a la par que emocionante de cojones. Y, lo peor de todo: pronunciado con un convencimiento colindante al fanatismo que, desde luego, no podía ser sano.

"Están pasando cosas". Y tardó en soltarnos. Tal y como lo recuerdo, fueron momentos muy densos: mi señora y yo queríamos estar en cualquier otra parte. Lejos de aquella persona. Fuera de su radio de acción, de la onda expansiva de sus cremas de anchoas atomizadas y  sus miasmas de mayonesas worldwide.

Nunca volvimos. Pero una parte de nosotros se quedó ahí, atrapada en una maraña de delirios gástricos en perpetua digestión. Y de la misma forma, algo se vino con nosotros, se nos adhirió, nunca nos ha abandonado del todo. Maldito sea mil veces aquel viernes, un día en el que estaban pasando cosas y que, como ya he dicho, nunca olvidaré.


**************


Bajo el lema "Están pasando cosas" inicio hoy una saga de eventos que me conciernen y que, por alguna razón que soy incapaz de verbalizar lógicamente, tengo a bien dar noticia de ellos. Porque se trata de eso, justamente: "Están pasando cosas".

Y la primera viene en forma de cassette: un split C-49 bien majete que ha visto la luz en colaboración con mi maximum tete Sebastià Jovani (firmando en la presente bajo el AKA de Èdipalstròpics).

Toda la info necesaria, en el flyer que abre esta publicación. 

APORTANDO SIEMPRE. 









miércoles, 8 de marzo de 2017

EL CASO DE DURAN DURAN Y LOS INCESTOS - Couché Nightmare 07032017



EL INCESTO DE DURAN DURAN

TRAS EL VENTANAL, DOMINGO SIEMPRE

CAPRICHO ESPAÑOL (ROYAL PIFOSTIO)

DESINTEGRACIÓN (EN CLAVE) FESTIVA



*****************

Vamos, que técnicamente se trata de que no se pierda lo nuestro.
El Tiempo, eso ya es otra cosa.